viernes, 30 de diciembre de 2011

...

Sólo un momento, una tregua con el tiempo, que se detenga el segundo, un oasis en este día donde todo se pause, donde no se envejezca, donde, aunque brevemente, nos miremos a los ojos y no haya ni una sola mentira, ni un parapadeo asustadizo, donde no haya más que verdad y certezas.

Mirarnos sin que nada cambie, sin que nada perezca; intactos, perfectos.

4 comentarios:

Sara dijo...

Sin ayer y sin mañana... esos momentos son tesoros. Disfrutalo.
Abrazo y mucha luz para 2012!!

Anónimo dijo...

Y cual es tu certeza, princesa?

Meritxell dijo...

¿Mi certeza? Que estoy viva. Maravillosamente viva :)

Meritxell dijo...

Sin ayer y sin mañana... :) Que difícil disfrutar sin miedo a perder... Muchas luz para este 2012 Sara/Noray!!!